Posts Tagged ‘Desvaríos’

6 + 30

24 junio 2014

weblogY no es una suma, bueno sí pero no una que de como resultado 36, esos dos números representan el número de años y días que han transcurrido desde que un 25 de mayo de 2008 (día del Orgullo Friki, para los que no estén al tanto), decidí publicar mi primera entrada después de mudar de “El espacio de Hazael” de Windows Live a WordPress.

Seis años en los que he publicado 362 entradas y recibido 78,245 visitas al blog.

Aunque debo de reconocer que en los últimos años no he sido un escritor tan ávido como me hubiera gustado, espero seguir escribiendo entradas útiles e interesantes.

Anuncios

Los jamoicanos

16 octubre 2013

Mientras espero a que el autobús atraviese el tráfico voy a contarles una anécdota superficial y sin sentido. La titulé “Los jamoicanos”.

Después de haber salido de una ardua jornada laboral, que tuvo como cereza del pastel dos horas y media de reuniones, nuestro joven, culto y apuesto protagonista se dispuso a bajar los más de 80 escalones que marcaban el camino de vuelta a su casa. La tarde era excepcionalmente bella, los rayos del Sol comenzaban a pintar de colores encendidos partes del cielo, mientras que las nubes proporcionaban un descenso en la temperatura suficiente para que la sensación de no utilizar abrigo fuera agradable y tentadora.

Una vez que hubo bajado todos esos escalones, nuestro protagonista vio a un hombre con una canasta de mimbre que vendía volovanes. Dado que el pobre ya tenía hambre, decidió comprar algunos para apaciguar su tripa y poder llegar a la parada del autobús sin tener que preocuparse por si iba a desmayarse a medio camino o no. Lo que nuestro joven, culto y apuesto protagonista no sabía era que, una simple pregunta, al igual que el efecto de una mariposa aleteando sus alas sobre Beijin, iba a ocasionar una serie de eventos que concluirían con la redacción de este relato que estás leyendo.

– ¿De qué son los volovanes?

Preguntó el joven, culto y apuesto protagonista.

– Nada más me quedan de manjar y jamoicanos.
– ¿Y de qué son los jamoicanos?
– De queso de hebra, piña, chile y la cosa esa parecida al jamón.

En este punto nuestro joven, culto y apuesto protagonista, quien por cierto también es un aficionado a las comidas exóticas y sabores raros, decidió que no estaría de mas probar uno de esos jamoicanos. Tal vez fue la idea de probar algo nuevo, tal vez fue el hambre, pero nuestro protagonista decidió comprar dos de esos jamoicanos.

Cuando le dio la mordida al primero, le supo como cualquier volovan frío, de esos que llevan todo el día paseando por las calles en busca de un comprador que les hinque el diente. Conforme lo iba comiendo mientras caminaba a la parada para tomar el autobús que lo llevaría de vuelta a casa, y en última instancia a escribir esta anécdota, se dio cuenta de que los jamoicanos no eran exactamente como se los habían vendido. Sí, la piña estaba ahí, sin embargo no había rastro del chile y el queso de hebra era queso tipo americano, en cuanto al ingrediente secreto, la cosa esa parecida al jamón, resultó ser salchicha. A pesar de todo el jamoicano no sabía tan mal, o probablemente era el hambre, pero nuestro protagonista igual lo disfrutó. Una vez que lo hubo terminado, nuestro protagonista se preparaba para saborear nuevamente los sabores del segundo jamoicano y acabar de una vez por toda con su hambre. Pero lo que nuestro joven, culto y apuesto protagonista no esperaba, era que su segundo jamoicano fuera de manjar.

Wrong

16 febrero 2010

“I reached the wrong ends.
By the wrong means.
It was the wrong plan.
In the wrong hands.
The wrong theory for the wrong man.
The wrong eyes on the wrong prize.
The wrong questions with the wrong replies.”

GeoCities cierra

26 octubre 2009

Esta es una de esas cosas que pasan y que no puedes creer. Hoy mientras visitaba los blogs que normalmente frecuento, me encontré con este diseño en xkcd.

xkcdEse diseño tan parecido a las páginas web de los 90s; esa imagen de fondo con estrellas que cambian de color, los textos parpadeantes, el banner de “Under Construction” y los botones gif.

De pronto me sentí transportado al pasado, corría 1997; la internet estaba plagada de GIFs animados, los CDs de America OnLine venían hasta en la sopa, Latinchat estaba de moda, Altavista era el buscador más popular, el espacio de almacenamiento de las cuentas de correo era de 2 MB y la mayoría tenía su cuenta en CorreoWeb o LatinMail; el modem telefónico hacía ruidos raros cuando trataba de conectarse y nos conectábamos a la asombrosa velocidad de 56 kbps (aunque a mi nunca me conectó a más de 48 kbps).

Era una época en la que la Encarta reinaba sin siquiera pensar que la Wikipedia existiría y en la que era casi imposible para nosotros, los simples mortales, contratar un servicio de WebHosting. Sin embargo, GeoCities nos proporcionó esa oportunidad; muchos creamos nuestras primeras páginas web ahí y las llenamos con odiosos samples en MIDI, imagenes de fondo animadas y GIFs por todas partes.

Hoy GeoCities cierra y todas las páginas alojadas se irán al olvido, de la misma forma en que las salas de chat se fueron al olvido para dar paso a la mensajería instantánea. Al igual que muchos otros internautas de la década de los 90s, yo también hice mi primera página web en GeoCities con la ayuda de un tutorial de la revista Mecánica Popular; la alegría que sentí al ver como había creado mi primera página web usando sólo un tutorial incompleto (no compré algunos ejemplares de la revista) y el Bloc de Notas es indescriptible; y al ver esos enlaces que aparecen como texto por una etiqueta de cierre inexistente, las imágenes que no cargaron y el texto parpadeante, sólo puedo esbozar una sonrisa y decir “Gracias GeoCities, te hecharé de menos”.

De vuelta al negocio

17 abril 2009

Después de mucho tiempo de no escribir absolutamente nada en el blog estoy de vuelta para  traerles más frikadas y, en general noticias, imágenes y cualquier otra cosa que encuentre en Internet y que considere digna de ser mencionada.

Podría decirles que la falta de entradas durante todo este tiempo se debió a causas ajenas a mi, sin embargo fue porque me encuentro cursando el último semestre de mi carrera y necesitaba concentrarme un poco más en mis estudios; esto no quiere decir que haya dejado de ser el geek que todos conocen, pero si tuve que dejar de utilizar Internet para fines “recreativos”. Por este motivo espero que los seguidores de mi blog (si es que tengo alguno) me comprendan, aunque también quiero asegurarles que no he dejado el blog y no pienso dejarlo, aunque probablemente las actualizaciones no sean tan constantes como acostumbraba, voy a seguir tratando de ofrecer un mínimo de calidad en todo lo que publique.

Gracias a todos los que me han leído durante todo este tiempo, espero que sigan disfrutando la lectura de este blog tanto como yo disfruto escribiendo las entradas.

Vacaciones

26 diciembre 2008

Desde hoy y hasta el 2 de Enero me voy de vacaciones al Caribe Mexicano así que, además de el par de entradas que tengo programadas, no va a haber mucha actividad por aquí.

Lo único que me queda es desearles lo mejor para el año que está por iniciar, esperando que puedan llevar a buen término todos sus proyectos.

Un día cualquiera

24 octubre 2008

Él había estado toda la mañana sentado en ese banco de madera de la vieja estación del ferrocarril, aunque eran las 11:00 y el verdadero calor aún no empezaba, todas las personas buscaban instintivamente la sombra de los almendros para tratar de cubrirse un poco de los rayos del Sol, esos rayos que sofocaban a todos los que se encontraran en la calle entre las 11 de la mañana y la 1 de la tarde. Como era costumbre en los calurosos días de verano, el pueblo quedaba desierto durante esas horas, las personas preferían quedarse en sus casas, refugiándose del Sol y combatiendo el calor con ventiladores o abanicos.

Sin embargo, él permanecía inmóvil en aquel banco de la vieja y polvorienta estación; el que antes había sido el pueblo más próspero de la región, ahora se encontraba sumido en la miseria debido al cierre del ingenio azucarero, lo único que quedaba era la vieja estación del ferrocarril, la cuál en sus mejores días recibía trenes que llegaban de los alrededores abarrotados de trabajadores y campesinos que, buscando la forma de ganarse la vida, venían a trabajar durante las temporadas de siembra y cosecha de la caña, así como durante la zafra. Sin embargo, esos días habían quedado muy atrás, ahora solo pasaban por el pueblo uno o dos trenes a la semana, y muy rara vez alguien se apeaba en ese pueblo olvidado. La vieja estación que en sus mejores tiempos había tenido baldosas de granito, paredes pintadas de amarillo, amplios ventanales para evitar que los viajeros murieran sofocados por el calor y altos techos de dos aguas formados por vigas de madera y tejas rojas, ahora no era más que un edificio en ruinas; a las baldosas del piso que mejor les había ido se encontraban cuarteadas, al resto le faltaban partes que seguramente se fueron desprendiendo con el paso de los años y las restantes, las restantes habían desaparecido, dejándo en su lugar parches cuadrados de tierra en los que crecía alguna que otra hierba; el color de las paredes también había desaparecido casi por completo, en muchas partes había rayones creados por los jóvenes, o manchas de orines y excremento dejadas por los borrachos o drogadictos que usaban la estación como refugio por las noches; los amplios ventanales casi habían desaparecido, la mayor parte de los cristales que los conformaban habían sido rotos por piedras y el resto se encontraba cubierto por una gruesa capa de polvo que se fue adhiriendo a ellos con el paso de los años; y el alto techo de madera y tejas era una completa ruína, en la parte norte de la estación el techo colapsó por completo mientras que en el resto del edifició se podían ver agujeros donde hacían falta tejas que habían caído al podrírse la madera que las soportaba. La amplia sala de espera que en otros tiempos estaba llena de viajeros ahora se reducía a un par de bancos colocados en el andén, en uno de los cuales él estaba sentado, sin inmutarse, a pesar del calor.

Era la una de la tarde y el seguía ahí, sentado; solamente usaba de vez en cuando la manga derecha de su vieja camisa a cuadros para secarse el sudor y la grasa de la cara, él estaba absorto en sus pensamientos cuando, de pronto, se oyo el silbato de un tren que se iba acercando a la estación; al oír aquél sonido él hombre se levantó de su asiento y se acercó a la orilla del andén, esperando a que llegara el tren y los viajeros bajaran. Con inquietud y nervisismo vio como el tren iba disminuyendo su marcha mientras se acercaba al andén; el tren era una vieja locomotora diesel pintada de rojo con una franja amarilla que la recorría longitudinalmente, los dos únicos vagones que conformaban aquel tren eran más viejos que el hombre de la estación y se encontraban llenos de óxido por todas partes. Cuando el tren finalmente se detuvo frente al andén, el hombre de la estación se puso aún más nervioso, como si estuviera esperando que alguien bajara de alguno de aquellos vagones, sin embargo, sólo se apearon un par de personas que habían ido a la capital a atender quién sabe qué asuntos; una vez que ambos bajaron el tren volvió a emprender su marcha y el hombre se quedó parado en el andén mientras veía como el tren se alejaba lentamente, al principio, para ir ganando velocidad gradualmente. Una vez que el tren desapareció por completo de su vista el hombre se dió la vuelta dispuesto a retirarse de la estación mientras pensaba mañana será otro día.

El mejor disfraz de Iron Man

16 octubre 2008

Aunque puede que sea un poco tarde para ser tomado en cuenta para la fiesta de disfraces que Andrés y compañía piensan organizar mañana para los cumpleañeros de octubre, talvez sería buena idea tener un disfraz como este para la próxima, después de todo Iron Man está de moda. La imagen después del salto.

(more…)

Feliz cumpleaños

14 octubre 2008

Quiero aprovechar esta entrada para felicitar a un gran amigo y a un gran caballero, una persona que, si me descuido puede llegar a dominar el mundo antes de que yo lo pueda hacer.

Pero ya hablando en serio (como si alguna vez lo hubiera hecho ¬¬), el motivo de felicitar a Andrés es que hoy es su cumpleaños y, conociendo lo friki que puede llegar a ser él también, he decidido felicitarlo con este pastel de cumpleaños.

Aunque viendo el pastel que le mandó Felipe, creo que el mio se queda corto.

Nuevamente feliz cumpleaños Andrés, mis mejores deseos de friki a friki.

El primer post de octubre

1 octubre 2008

En esta entrada más que hablar sobre un solo tema, pienso hablar sobre varias cosas interesantes que han pasado en los últimos días.

Para empezar me gustaría recomendarles un blog que acabo de descubrir; dicho blog que lleva por nombre “La bella teoría”, trata básicamente sobre ciencia (física y matemáticas principalmente) de una forma amena y fácil de entender para todos los lectores.

En el blog de Kirai hay una entrada que me pareció muy interesante (aunque todas lo son) sobre la tradición del Tsukimi (mirar la Luna), la cual se lleva a cabo el primer día de otoño en que la Luna está llena, además como es costumbre, Kirai nos explica sobre el origen de esta tradición y los guiños que llegan a darse en algunas series de anime.

En Microsiervos como siempre hay multitud de artículos interesantes que leer, desde soluciones de baja tecnología para enfriar routers hasta algunos mitos sobre Google AdSense.

Y por último, aunque no por eso menos importante, quisiera hablar sobre el blog de un gran geek (con cariño) que también es un gran amigo. Un blog polifacético y entretenido que cuenta también cuenta con su sección de desvaríos (aunque prefieras llamarlos “notas del blog” en el fondo no son más que desvaríos).

Andrés te deseo lo mejor para tu nuevo blog (no, que es competencia) y recuerda que:

“Tener un blog propio es como tener un cachorrito de labrador: cordial, divertido, no demasiado inteligente… pero que requiere todo el rato nuestra atención.”