Diez cosas que no sabías sobre la Vía Láctea

Has vivido aquí toda tu vida — de hecho, todos lo hemos hecho — pero ¿qué es lo que sabes realmente sobre la Vía Láctea? Seguro sabes que es una galaxia en espiral, y que mide 100,000 años luz de diámetro pero ¿cuántas de estas diez cosas no sabías?

1) Es una espiral barrada.

Probablemente sepas que la Vía Láctea es una galaxia espiral, talvez el tipo de galaxia más hermoso que existe. Los has visto: brazos majestuosos que se extienden desde un centro o protuberancia de estrellas brillantes. Esos somos nosotros. Pero muchas espirales tienen una característica rara: un bloque rectangular de estrellas en el centro en lugar de una esfera, y los brazos irradian desde los extremos del bloque. Los astrónomos llaman a este bloque una barra, y, has adivinado tenemos una.

De hecho la nuestra es bastante grande. Con 27,000 años luz de punta a punta, es más grande que la mayoría de las barras. Por supuesto, el espacio es un vecindario rudo. ¿Quién no querría tener una abrra enorme localizada justo en el centro?

2) Hay un agujero negro supermasivo en su centro.

En el centro de la Vía Láctea, justo en su núcleo, hay un mounstruo: un agujero negro supermasivo.

Sabemos que esta ahí debido al efecto de su gravedad. Las estrellas muy cercanas al centro — algunas a sólo unas pocas docenas de miles de millones de kilómetros de distancia — orbitan el centro a velocidades fantásticas. Giran alrededor de sus órbitas a miles de kilómetros por segundo, y su velocidad fenomenal traiciona la masa del objecto a la que estan cautivas. Aplicando algo de matemáticas básica, es posible determinar que la masa necesaria para acelerar las estrellas a esas velocidades deben inclinar la balanza cósmica a ¡cuatro millones de veces la masa del Sol! Aún así en las imagenes, no puede verse nada. Así que ¿qué puede ser tan masivo como 4,000,000 Soles y no emitir ninguna luz?

Así es. Un agujero negro.

A pesar de ser enorme, ten en mente que la Galaxia misma es de algo así como 200,000 millones de masas solares, así que en realidad el agujero negro en su centro es sólo una pequeña fracción de la masa total de la Galaxia. Y no estamos en peligro de caer dentro del él: después de todo, está a 250,000,000,000,000,000 kilómetros de distancia.

En la actualidad se cree que un agujero negro supermasivo en el centro de una galaxia se forma junto con la galaxia misma, y que de hecho los vientos que soplan hacia afuera mientras cae material al agujero negro afectan la formación de estrellas en la galaxia. Así que los agujeros negros pueden ser peligrosos, pero es muy probable que el eventual nacimiento del Sol — y la Tierra misma — hayan recibido una mano del distante asesino de cuatro millones de masas solares.

3) Es una caníbal.

Las galaxias son grandes, y tienen mucha masa. Si otra galaxia más pequeña pasa muy cerca, la galaxia más grande puede rasgarla en pedazos e ingerir sus estrellas y gas.

La Vía Láctea es bonita, pero también es salvaje. Actualmente esta comiendo muchas otras galaxias. Estas han sido rasgadas en largos arcos de estrellas que orbitan el centro de la Vía Láctea. Eventualmente se fundirán completamente con nosotros, y seremos una galaxia un poco más grande. Irónicamente, las galaxias nos agregarán su masa, haciendo más probable que nos alimentemos nuevamente. El comer sólo hace a las galaxias más hambrientas.

4) Vivimos en un bonito vecindario…

La Vía Láctea no está sola en el espacio. Somos parte de un pequeño grupo de galaxias cercanas llamado — prepárate para ser sorprendido — el Grupo Local. Somos el chico más pesado de la cuadra, y la galaxía de Andrómeda es tal vez un poco menos masiva, aunque en realidad se extiende más. La galaxía del Triángulo también es una espiral, pero no es terriblemente grande, y también hay otras galaxias surtidas aquí y allá en el Grupo. Todas juntas, forman algo así como tres docenas de galaxias en el Grupo Local, siendo la mayoría preciosas galaxias enanas que son increíblemente tenues y difíciles de detectar.

5) … y estamos en los suburbios.

El Grupo Local es pequeño y acogedor, y todos se aseguran de podar su césped y pintar bien sus casas. Eso es porque si ves a la distancia, vivimos en los suburbios. La gran ciudad en la imagen es el Cúmulo de Virgo, una gran colección de cerca de 2,000 galaxias, muchas de las cuales son más grandes que la Vía Láctea. Es el cúmulo grande más cercano, su centro está a unos 60 millones de años luz de distancia. Parece ser que estamos unidos gravitacionalmente a él, en otras palabras, somos parte de él, sólo que estamos muy alejados. La masa total del cúmulo puede ser tan alta como un cuatrillón de veces la masa del Sol.

6) Sólo puedes ver el 0.000003% de ella.

Cuando sales en una noche oscura, puedes ver miles de estrellas. Pero la Vía Láctea tiene doscientos mil millones de estrellas. Tú sólo ves una pequeñísima fracción del número de estrellas estampadas en la galaxia. De hecho, con solo unas cuantas excepciones, las estrellas más distantes que puedes ver con facilidad están a 1,000 años luz de distancia. Peor aún, la mayoría de las estrellas son tan tenues que son invisibles mucho más cerca que eso; el Sol es tan tenue que no se puede ver a más de 60 años luz de distancia… y el Sol es bastante brillante comparado con la mayoría de las estrellas. Así que la pequeña burbuja de estrellas que podemos ver a nuestro alrededor es sólo una gota en el oceáno de la Vía Láctea.

7) 90% de ella es invisible.

Cuando ves el movimiento de las estrellas en nuestra galaxia, puedes aplicar algo de matemáticas y física para determinar cuanta masa tiene la galaxia (más masa significa más gravedad, lo que significa que las estrellas se mueven más rápido bajo su influencia). También puedes contar el número de estrellas en la galaxia y averiguar cuanta masa tienen. El problema es, que los dos número no coinciden: las estrellas (y otras cosas visibles como el gas y polvo) forman sólo el 10% de la masa de la galaxia. ¿Dónde está el otro 90%?

Donde quiera que este, tiene masa, pero no resplandece. Así que lo llamamos Materia Oscura, en ausencia de un mejor termino (y es en realidad bastante acertado). Sabemos que no son agujeros negros, estrellas muertas, planetas expulsados, gas frío — esos han sido buscados, y sacados de la lista — y los candidatos que quedan son bastante raros (como los WIMPs). Pero sabemos que es real, y sabemos que esta ahí afuera. Sólo que no sabemos qué es. Las personas inteligentes están tratando de descifrarlo, dados los hallazgos hechos en años recientes, apuesto a que estamos a menos de una década de su éxito.

8 ) Los brazos espirales son sólo una ilusión.

Bueno, no son una ilución per se, pero el número de estrellas dentro de los brazos espirales de nuestra galaxia realmente no es muy diferente del número entre los brazos. Los brazos son como atascos de tráfico cósmico, regiones donde la densidad local es mayor. Como un atasco en una autopista, autos entran y salen del atasco, pero el atasco mismo permanece. Los brazos tienen estrellas saliendo y entrando,  pero los brazos mismos persisten  (es por eso que no se enredan como un hilo sobre un eje).

Vemos los brazos porque la luz es mejor ahí, no porque ahí sea donde estan todas las estrellas.

9) Esta seriamente combada.

La Vía Láctea es un disco plano de unos 100,000 años luz de diámetro y unos cientos de años luz de grosor (dependiendo de como la midas). Tiene la misma proporción que una pila de cuatro DVDs, si eso ayuda.

¿Alguna vez has dejado un DVD bajo el Sol? Puede llegar a combarse conforme se calienta, llegando a torcerse (los viejos LPs de vinilo solían ser muy suceptibles a esto). ¡La Vía Láctea tiene una comba similar!

El disco esta doblado, combado, probablemente debido a la influencia gravitacional de un par de galaxias satelites que la orbitan. Un lado del disco está doblado hacia arriba, si así lo quieres ver, y el otro hacia abajo. De cierta forma, es como una onda en el plano de la Vía Láctea. No es difícil verlo en otras galaxias; toma una imagen de la galaxia de Andrómeda y hecha un vistazo. Primero es difícil de ver, pero si cubres la parte interior de pronto te darás cuenta de que el disco está “quemado” en la parte de arriba del lado izquierdo y en la parte de abajo en el derecho. Andrómeda también tiene galaxias satélite, y estas comban su disco justo como nuestras galaxias satelite comban el nuestro.

Hasta donde se, la comba no nos afecta en nada. Es sólo una de esas cosas geniales que podrías no saber sobre la Vía Láctea. ¡Hey, eso podría hacer una buena entrada para el blog!

10) Vamos a llegar a conocer a la galaxia de Andrómeda mucho mejor.

Hablando de Andrómeda, ¿la has visto en el cielo nocturno? Es visible al ojo desnudo en una noche clara, oscura y sin luna (consulta tus listados locales). Es tenue, pero es grande; mide cuatro o más grados, ocho veces el tamaño aparente de la Luna en el cielo.

Si eso no parece muy grande, entonces dale, oh, digamos, dos mil millones de años. Entonces tendrás una vista mucho mejor.

La galaxia de Andrómeda y la Vía Láctea se están aproximando una a la otra, dos motores de vapor cósmico traqueteando por la pista una a la otra a 200 kilómetros por segundo. ¿Recuerdas cuando dije que las galaxias grandes se comen a las pequeñas? Bueno, cuando dos galaxias grandes se golpean entre si, , obtienes verdaderos fuegos artificiales. Las estrellas no colisionan físicamente; son demasiado pequeñas en esta escala. Pero las nubes de gas lo hacen, y como dije antes, cuando lo hacen forman estrellas. Así que tienes un estallido en la formación de estrellas, encendiendo las dos galaxias.

Mientras tanto, la gravedad mútua de las dos galaxias sacará largos zarcillos de ambas, haciendo raros, delicados arcos y filamentos de estrellas y gas. Realmente es hermoso, pero indica violencia en una escala épica.

Eventualmente (toma unos pocos miles de millones de años), las dos galaxias se fundirán, y se convertiran en, qué, ¿Lactómeda? ¿Viandrómeda? Bueno, como sea, formarán una galaxia elíptica gigante cuando finalmente se calmen. De hecho, el Sol aún estará por ahí cuando esto pase; aún no se convertirá en una gigante roja. ¿Serán nuestros descendientes testigos de la mayor colisión en la historia de la galaxia?

Estas Diez Cosas deben mantenerte ocupado. Y por supuesto, yo solo quería listar diez cosas para poder darle a esta entrada el título. Pero si hay algo que encuentres sorprendente sobre la Vía Láctea, ¡deja un comentario!  No quiero acaparar toda la diversión.

Autor: Ph. D. Phil Plait.

Fecha Original: 12 de Marzo de 2008.

Enlace al Original.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

3 comentarios to “Diez cosas que no sabías sobre la Vía Láctea”

  1. esdras Says:

    solo, sorprendente nada mas guuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuaaaaaaaa

  2. karen Says:

    super padre y muy interesante esta genial…

  3. julita andrea gomes Says:

    ta bonita la via lactea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: