Archive for 22 noviembre 2009

El mundo se va a acabar

22 noviembre 2009

Y ahora que tengo tu atención, quiero dejar algo bien en claro antes de seguir ¡el mundo no se va a acabar en 2012!

Ayer tuve la oportunidad de ir a ver la película 2012 dirigida por Rolan Emmerick, el mismo que nos trajo películas como Godzilla, 10,000 BC, El día después de mañana y Día de la Independencia (así que ya me esperaba muchos efectos especiales y poca o ninguna historia)

Pero bueno, el objetivo de esta entrada es darles a conocer algunas de las interpretaciones y creencias apocalípticas sobre el 2012; porque aunque es seguro que muchas cosas van a pasar ese año (igual que todos los años), no hay nada que asegure que el mundo tal y como lo conocemos va a terminar el 21 de diciembre de 2012; aunque si el mundo realmente llega a terminar en esa fecha voy a quedar muy mal.

Así que, dicho esto a después del salto les presento una serie de preguntas y respuestas que ví en el blog Tecnología Obsoleta.

(more…)

Tetera de Russell

18 noviembre 2009

“Si yo sugiriera que entre la Tierra y Marte hay una tetera de porcelana que gira alrededor del Sol en una órbita elíptica, nadie podría refutar mi aseveración, siempre que me cuidara de añadir que la tetera es demasiado pequeña como para ser vista aún por los telescopios más potentes. Pero si yo dijera que, puesto que mi aseveración no puede ser refutada, dudar de ella es de una presuntuosidad intolerable por parte de la razón humana, se pensaría con toda razón que estoy diciendo tonterías. Sin embargo, si la existencia de tal tetera se afirmara en libros antiguos, si se enseñara cada domingo como verdad sagrada, si se instalara en la mente de los niños en la escuela, la vacilación para creer en su existencia sería un signo de excentricidad, y quien dudara merecería la atención de un psiquiatra en un tiempo iluminado, o la del inquisidor en tiempos anteriores.”

– Bertrand Russell

Windows 7 USB/DVD Tool se vuelve GPL

18 noviembre 2009

El título del post dice todo por sí sólo, pero si no tienen idea de lo que pasó he aquí un pequeño resumen.

Hace un par de semanas hubo cierta polémica sobre la desaparición de la Windows 7 USB/DVD Tool de la Microsoft Store; esta herramienta se ofrecía de forma gratuita y permitía a los compradores de la Edición Electrónica de Windows 7 crear llaves USB booteables o DVDs de respaldo de dicha edición.

El problema surgió cuando en Within Windows se dieron cuenta de que ciertas partes parecían provenir de un programa bajo licencia GPLv2, esto ocasionó que Microsoft retirara momentáneamente dicha herramienta mientras se esclarecía el asunto.

Pues bien, el pasado 13 de Noviembre Microsoft emitió un comunicado informando que efectivamente dicha herramienta contenia código licenciado bajo GPL y, que para ser respetuosos con los términos bajo los cuales se comparte el código, se decidió liberar el Windows 7 USB/DVD Tool bajo los mismos términos.

“Después de revisar el código en cuestión, somos capaces de confirmar que este fue el caso, aunque no fue intencional de nuestra parte. Como contratamos a un tercero para crear esta herramienta, compartimos la responsabilidad al no darnos cuenta en nuestro proceso de revisión de código. Hemos conducido más revisiones sobre el código que se provee através de la Microsoft Store y este fue el único incidente de este tipo que pudimos encontrar.

Una vez que nos dimos cuenta que un componente de Microsoft contenía código de terceros, nuestra meta fue ser respetuosos de los términos bajo los cuales el código fue compartido. Como resultado, haremos disponibles el código fuente, así como los binarios para esta aplicación disponibles bajo los terminos de la General Public License v2 como se describe aquí la próxima semana como se describe aquí, de la misma forma estamos tomando medidas para aplicar el conocimiento aprendido de esta experiencia para las futuras revisiones de código que realicemos.

Pedimos disculpas a nuestros clientes por cualquier inconveniente que esto haya podido causar.”

Visto en: Port 25 vía Slashdot, dónde lo vieron los chicos de Microsiervos.

La NASA encuentra una reserva de hielo de agua en la Luna

14 noviembre 2009

La NASA ha encontrado una cantidad considerable de hielo de agua en la Luna

El 9 de Octubre, la sonda LCROSS observaba mientras un cohete Centauro se estrellaba contra el polo sur de la Luna, esperando determinar si existía hielo de agua bajo la superficie lunar. La idea es que através de millones de años, los impactos de cometas y otros eventos pudieron haber traído agua a la Luna. La mayor parte del agua se fue con el tiempo, pero si algo de agua se acumula en el fondo de los cráteres en los polos, donde el Sol nunca brilla, puede permanecer ahí, congelada para siempre en la sombra. Al impactar una nave en la Luna, esta puede eyectar el hielo donde este es golpeado por la lus solar. El agua se rompe en hidrógeno y moleculas de hidroxilo (OH-), que pueden ser detectadas directamente.

El cráter objetivo, Cabeus, tiene una temperatura en su piso de -230 Celsius, lo suficientemente frío para almacenar hielo. El Centauro se estrelló en él a gran velocidad, haciendo un nuevo crater de 20 metros de diámetro y salpicando escombros sobre un área aún mayor. Una pluma subió y salió del cráter, y fue esa torre de material eyectado la que tenía las señales de agua. El espectrómetro infrarrojo a bordo del LCROSS definitivamente detectó las líneas de absorción del agua, y el espectrómetro ultravioleta las vió en emisión. No sólo eso, la emisión se volvió más fuerte con el tiempo, ¡lo que remata el asunto! Eso es exactamente lo que esperas de una pluma que contiene agua.

La cantidad de agua encontrada en la pluma fue de un par de cientos de kilogramos en total, pero eso indica que aún hay más en la superficie. Sólo que aún no saben con certeza cuanta; la NASA quería hacer público esta noticia tan pronto como estuvieran seguros que tenían resultados definitivos, pero aún hay mucho por hacer. ¿De dónde provino el agua? ¿Cuánto tiempo ha estado ahí? ¿Qué tan accesible es para futuros astronautas? Estas preguntas y más esperan ser contestadas en las próximas semanas y meses mientras los datos son analizados con más detalles. Así que sigan en sintonía. ¡Aún hay muchas buenas noticias por llegar!

Autor: Ph. D. Phil Plait.

Fecha Original: 13 de Noviembre de 2009.

Enlace al Original.

Momento musical: Volare

7 noviembre 2009

Histeria Colectiva

6 noviembre 2009

mars_body

De las especulaciones salvajes en los mercados financieros a la creencia que los alienígenas nos están visitando, los humanos son propensos a todo tipo de ilusiones personales y de masas – y así ha sido durante siglos.

(more…)

Eternidad

4 noviembre 2009

Todos morimos. La meta no es vivir eternamente, la meta es crear algo que lo haga.

Chuck Palahniuk

Efectos de la música en los nonatos

2 noviembre 2009

ADVERTENCIA: El siguiente post es sobre humor. Hasta el momento ningun estudio serio (o sea, con garantías metodológicas) ha demostrado la utilidad del supuesto “efecto Mozart”. Mi consejo es que no gasten dinero en “música especial para bebés y nonatos”.

Tal vez ya habréis oído hablar del “efecto Mozart”, expresión que se refiere al supuesto poder transformador de la música de Mozart y sus efectos en la salud, educación y bienestar, especialmente de los niños. Recientemente los especialistas hicieron nuevas investigaciones, he aquí los resultados:

“Efecto Bach”: El niño dice lo que quiere de cuatro, cinco o seis formas diferentes y simultáneas, de manera elocuente y elegante, construyendo un todo coherente que aún después de varios años sus padres no comprenden totalmente.

“Efecto Paganini”: el niño habla muy rápido y con palabras extravagantes y rimbombantes, pero nunca dice nada importante.

“”Efecto Schumann”: El niño, después de pillarse un dedo con una ratonera, habla todo el tiempo en el mismo tono. Es preciso mantenerlo alejado de las piscinas porque se lanza de cabeza en ellas.

“Efecto Bruckner” : el niño habla muy lentamente, se repite con frecuencia y adquiere reputación de profundidad.

“Efecto Wagner”: el niño se torna megalómano, y repite frases específicas e insultantes, a un volumen ensordecedor, cuando quiere algo, es decir, continuamente. Secretamente alberga el deseo de casarse con la esposa de su padre.

“Efecto Beethoven”: el niño padece de ataques de ira repentina, manía, depresión y se hace el sordo cuando le hablan.

“Efecto Mahler”: el niño grita sin parar a todo pulmón durante varias horas diciendo que se va a morir.

“Efecto Schoenberg”: el niño nunca repite una palabra antes de usar todas las otras de su vocabulario. A veces habla al revés y con el tiempo la gente le deja de poner atención. El niño opina que esto se debe a la incapacidad de la gente de entenderlo.

“Efecto Boulez”: el niño balbucea bobadas todo el tiempo. Después de un tiempo a la gente ya no le parece gracioso, sin embargo a él poco le importa pues sus amiguitos creen que es un genio.

“Efecto Ives”: el niño desarrolla una habilidad fenomenal para mantener varias conversaciones al mismo tiempo.

“Efecto Philipp Glass”: el niño acostumbra decir lo mismo una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez… con mínimas diferencias que nadie nota.

“Efecto Webern”: El niño habla en una jerigonza ininteligible, de modo breve y entrecortado. Nadie lo entiende y finalmente lo dejan hablando solo, pero a él no le importa, porque cree en su fuero interno que, cuando sea viejo, la gente hablará como él.

“Efecto Stravinsky”: el niño tiene una tendencia pronunciada a explosiones de temperamento salvaje, estridente y blasfemo que frecuentemente causan escándalos en el jardín de infancia.

“Efecto Stockhausen”: el niño cree que cada travesura malvada que comete (romper una ventana con una piedra, hacer explotar a una rana) es una obra de arte. Cuando empieza a hablar nadie entiende lo que dice y tarda varias horas en volverse a quedar callado.

“Efecto Brahms”: el niño habla con una gramática y un vocabulario maravillosos siempre que sus frases contengan múltiplos de 3 (3, 6, 9 palabras, etc.)… Sin embargo, sus frases de 4 o 8 palabras resultan bobas y poco inspiradas.

Y claro, el “Efecto John Cage”: el niño no dice nada durante 4 minutos y 33 segundos. Es el niño preferido por 9 de cada 10 profesores.