STS-125: La última visita al Hubble

De izquierda a derecha, astronautas Michael J. Massimino, Michael T. Good, ambos especialistas de la misión; Gregory C. Johnson, piloto; Scott D. Altman, comandante; K. Megan McArthur, John M. Grunsfeld y Andrew J. Feustel, todos especialistas de la misión. Imagen: NASA

De izquierda a derecha, astronautas Michael J. Massimino, Michael T. Good, ambos especialistas de la misión; Gregory C. Johnson, piloto; Scott D. Altman, comandante; K. Megan McArthur, John M. Grunsfeld y Andrew J. Feustel, todos especialistas de la misión. Imagen: NASA

La STS-125 no es una misión cualquiera, ésta es una misión que una vez más llevará al límite la habilidad humana, así como su capacidad para resolver problemas conforme éstos vayan surgiendo. La STS-125 es una misión para actualizar el telescopio más famoso del mundo y, una vez que estas mejoras terminen, el Hubble será un telescopio más potente que cuando fue puesto en órbita.

El transbordador espacial Discovery fue lanzado en 1990 con el Hubble. Desde entonces ha realizado 97,000 órbitas alrededor de la Tierra a un distancia de 304 millas naúticas. Además de haber permitido a más de 4,000 científicos observar las estrellas como nunca se podrán ver desde la superficie de la Tierra, también ha permitido ver las imágenes más antigüas del universo.

Los objetivos de la misión STS-125 se dividen en tres apartados:

Instalación de cámaras nuevas

En esta misión el Hubble recibirá dos cámaras nuevas:

Wide Field and Planetary Camera 3: La cámara original con la que la Wide Field and Planetary Camera fue puesta en órbita originalmente con el Hubble, hasta que fue reemplazada en 1993 por la Wide Field and Planetary Camera 2, la WPFC3 utiliza la estructura de la WFPC original, aunque con ópticas y electrónica nueva. La WFPC3 es la cámara más avanzada puesta en órbita desde que el pasado 15 de mayo. Gracias a esta cámara el Hubble podrá tomar imágenes más profundas, lo que le permitirá ver objetos más débiles que hasta ahora.

Cosmic Origins Spectrograph: El COS es un espectrómetro que se encargará de realizar observaciones de los objetos en el ultravioleta,

sus objetivos incluyen el estudio de la estructura a gran escala del universo, la formación y evolución de las galaxias, y el origen de sistemas estelares y planetarios y del espacio interestelar.

Al estar en órbita proporcionará información mucho más detallada de la que se podría obtener desde la superficie de la Tierra, ya que la atmósfera absorbe casi por completo la luz ultravioleta.

Esta cámara cupará el lugar del Corrective Optics Space Telescope Axial Replacement, el instrumento instalado en 1993 para corregir la aberración esférica de la luz enfocada en la Faint Object Camera (Cámara de Objetos Débiles), el Faint Object Spectrograph (Espectrómetro de Objetos Débiles) y el Goddard High Resolution Spectrograph (Espectrógrafo Goddard de Alta Resolución).

La retirada del COSTAR no supondrá ningún problema para el correcto funcionamiento del Hubble, pues todos los instrumentos instalados en el telescopio a posteriori ya incluyen sus propias ópticas de corrección para este defecto.

Reparación de cámaras

Durante esta misión los astronautas repararon la Advance Camera for Surveys, instalada en 2002 y que dejó de funcionar en el 2007 cuando su fuente de alimentación redundante sufrió un fallo. Para poder realizar su reparación los astronautas Andrew Feustel y John Grunsfeld tuvieron que retirar 32 tornillos, para poder cambiar las cuatro placas de componentes electrónicos de la cámara y su fuente de alimentación por otras nuevas.

El Space Telescope Imaging Spectrograph,puesta en órbita en 1997, era la cámara más avanzada que había sido puesta en órbita. Capaz de tomar imágenes en luz ultravioleta, visible, e infrarroja, y también espectros, tras años de funcionamiento impecable más allá incluso de su vida útil prevista, una de sus placas de electrónica sufrió un cortocircuito que lo dejó fuera de servicio.

Los astronautas de la misión STS-125 tendrán que retirar 111 pequeños tornillos para poder abrir la cámara y reemplazar esta placa, lo que será toda una hazaña teniendo en cuenta que nunca se pensó que hubiera que retirar estos tornillos.

Reemplazo de componentes

Giroscopios: Utilizados para mantener al Hubble orientado hacia el objeto de estudio en todo momento. El Hubble monta seis, y se considera que todo va bien cuando al mentos tres de ellos funcionan, aunque ahora mismo sólo funcionan cuatro de ellos, dos de los cuales se mantienen parados como medida de seguridad por si alguno de los otros dos falla. Los seis fueron reemplazados el pasado 15 de mayo por los astronautas Michael Good y Mike Massimo.

Baterías: Una de ellas también fue reemplazada el 15 de mayo por Good y Massimo, y al parecer, según las pruebas realizadas todo funciona correctamente.

Manta de aislamiento térmico: Que sirve para minimizar el impacto de los cambios de temperatura a los que se ve sometido el telescopio al pasar de la sombra de la Tierra a la luz del Sol y que pueden afectar a las cámaras de a bordo. Con el tiempo la radiación solar acaba dañando esta manta, y durante esta misión será cambiada por otra nueva.

Science Instrument Command and Data Handling Unit: La unidad de procesado que se encarga de recoger la información de los instrumentos de a bordo y enviarla a la Tierra. Como dato curioso cabe señalar que esta unidad falló hace unos meses sólo unos días antes de que la STS-125 se llevara a cabo. De haber fallado después de que la misión hubiera terminado, el Hubble hubiera quedado inservible y sin posibilidad de ser reparado. Afortunadamente el fallo previo a la misión permitió que se aplazara la misma para diseñar y probar una SCI&DH de respuesto, la cual fue instalada satisfactoriamente durante el cuarto día de la misión.

Así mismo, al Hubble le será instalado un mecanismo de atraque para que una vez que éste llegue al fin de su vida útil, se le pueda acoplar un cohete que lo lleve en un reingreso controlado sobre el Oceáno Pacífico donde el telescopio terminará sus días. Aunque los planes originales de la NASA eran recuperar al telescopio con un transbordador durante la misión STS-144, el alto costo de cada lanzamiento (500 millones de dólares aproximadamente), el riesgo que implica para los astronautas implicados y el mandato presidencial para retirar de servicio la flota de transbordadores en el 2010, harán que esta misión nunca se lleve a cabo.

Más información: Avión Microsiervos, NASA.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: