Una historia cualquiera

Una vez más volvió a pasar, no se si realmente soy un estúpido o sí solo lo hago por esa cosa que algunos dicen es amor…

Dos años de altibajos; me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere, parecía que le quitábamos los pétalos a una margarita; nunca tuvimos lo que algunos consideran una “relación oficial”, de hecho dudo que hubieramos tenido algún tipo de relación. Ella simplemente me hablaba cuando necesitaba algo de mí y yo siempre acudía a su llamado sin protestar, talvez lo hacía por quedar bien, o porque me gusta que los demás me pisoteen… pero pensándolo bien, creo que siempre hacía lo que hacía porque la amaba, aún la amo. Sin embargo a ella no le importaban mis noches de desvelo ni las veces que me desvivía por ella, por complacerle sus caprichos; ella solamente veía en mi a una persona a quién podía pedirle infinidad de favores sin preocuparse porque yo le pidiera algo a cambio, después de todo, para que son los amigos.

Pero no, yo no era su tipo, yo lo sabía así como también sabía que ella estaba enterada de que yo la amaba y que ocultaba ese amor por miedo a hechar a perder una amistad que ni siquiera existía. Siempre suspirando por ella, siempre viendo resignado como ella tenía por novio a un tipo cada vez peor que el anterior.

Después de un tiempo de meditarlo, decidí que ya no sería el mismo estúpido de antes, estaba dispuesto a seguir mi vida sin ella, ya no me importa si ella termina con algún imbécil que solo la usa para coger, ya no me importa si ella necesita mi ayuda y, sobre todo, ya no me importa si alguna vez ella realmente llegó a considerarme su amigo o si en algún momento llegó a sentir lo mismo que yo sentí por ella.

Ahora paso mis días dedicado a mis estudios y las noches… las noches son lo mejor de todo, me la paso con mis amigos de bar en bar, de antro en antro… tomando… bailando… buscando mujeres que solo buscan una relación de una noche, o un rapidín en el baño, definitivamente mi vida es diferente ahora soy un adicto al sexo y al alcohol… pero no lo hago por gusto, lo hago para olvidar, aunque sea por un momento cuanto la amé… cuanto la amo.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: